Bola de fuego atraviesa África y España

Una bola de fuego, “más brillante que la luna llena”,  sobrevoló el norte de África y España a unos 95.000 kilómetros por hora. El fenómeno se produjo como consecuencia del impacto contra la atmósfera de una roca a gran velocidad.

 

Muchas personas vivieron con expectación la imagen de lo que algunos calificaron como una “gran estrella fugaz” que anoche, sobre las once, se hizo visible en el cielo. Sin embargo, se ha podido establecer que esta roca era un fragmento desprendido del cometa 169P/NEAT. El brusco choque con la atmósfera elevó la temperatura de dicha piedra y se inició así la bola de fuego a una altitud de unos 107 kilómetros sobre Marruecos.

Pudo ser visible a las 23:06 horas y mostró varias explosiones a lo largo de su trayectoria. También fue visto por multitud de personas desde Madrid, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía, y captado por el complejo astronómico de La Hita, en Toledo, que ha informado del hecho este sábado.

El fenómeno avanzó en dirección noroeste, alcanzando una altura de unos 74 kilómetros, hasta que la roca quedó totalmente destruida, sin que ningún fragmento alcanzase el suelo, pero sí que éstos produjeron la lluvia de estrellas conocida como “alfa-Capricórnidas”, que se encuentra activa desde principios de julio hasta mediados de agosto.

Además, la bola de fuego pudo ser grabada por los detectores que la Universidad de Huelva opera en varios puntos del país: Sevilla, Huelva, el Observatorio de Sierra Nevada (Granada) y el Observatorio de Calar Alto (Almería). Su objetivo es monitorizar continuamente el cielo con el fin de registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *