Evangelios Mateo, Lucas y Marcos profetizaron los eventos que ocurrirán en 2017

Aunque parezca dificil de creer, las historias contadas por los apóstoles en la Biblia, cada vez cobran más fuerza.  

Hay muchas evidencias de que algo está cambiando en el mundo donde vivimos. Sin embargo… ¿debemos asociar estos cambios a las señales bíblicas del fin del mundo? La Bíblia, para creyentes y científicos, ha cumplido todas sus profecías hasta la fecha.

En esta ocasión, los eventos astronómicos que sucederán en un corto lapso de tiempo causan revuelo entre la comunidad religiosa, que ha visto en estos sucesos, señales de una pronta vuelta de Jesucristo a la Tierra.

Entonces habrá señales en el Sol, en la Luna y en las estrellas, y en la Tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas, señala Lucas en su evangelio.

Por su parte, Mateo dejó escrito que tan pronto como hayan pasado aquellos días de sufrimiento, el Sol se oscurecerá, la Luna dejará de dar su luz, las estrellas caerán del cielo y las fuerzas celestiales se tambalearán“.

Marcos también se manifestó en la misma línea que Lucas y Mateo: pero en aquellos días, después de aquella tribulación, el Sol se oscurecerá, y la Luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las fuerzas que están en los cielos serán conmovidas“.

Lluvia de meteoros 

Estas profecías concuerdan con los eventos celestiales que sucederán este año nuevo, se espera que en la noche del 4 de enero tenga lugar el ‘espectáculo celeste’ de las cuadrántidas, una lluvia de meteoros de alta actividad.

Los bólidos van a caer a una velocidad de 200 piezas por hora y aunque se queman a una altitud de 80 kilómetros seguirán siendo visibles.

El Sol se oscurecerá

Además el 21 de agosto ocurrirá el evento más importante del año.  El eclipse del siglo del astro rey tendrá lugar sobre América del Norte.

Tal vez puedan ser coincidencias o situaciones muy rebuscadas, pero a todo estudiante de la historia le dará un escalofrío ver que todos estos acontecimientos históricos fueron profetizados con mucha anterioridad

Lucas 21:11“Y habrá grandes terremotos en varios lugares, y hambres y pestilencias; y habrá terror y grandes señales del cielo”.

Marcos 13:8 “Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá terremotos en diversos lugares; y habrá hambres. Esto sólo es el comienzo de dolores”.

La Bíblia, además de todo lo que conocemos de ella, esconde un evangelio con profecías apocalípticas sobre la segunda llegada de Jesús a la Tierra.

Guerra 

“Desde la Primera Guerra Mundial el mundo se ve envuelto en numerosas guerras. Si bien es verdad que no es a escala tan mundial como las dos grandes, la escalada bélica del siglo XX no tiene precedentes.

Hambres 

Tenemos mucha suerte de haber nacido en esta parte del mundo. Es curioso saber que 1/3 del mundo muere de hambre y otro 1/3 del mundo tiene carencias alimenticias. Sin embargo esto se debe al mal reparto de los recursos, porque los países ricos derrochan.

Pestes

Si bien las enfermedades más importantes de la historia fueron la peste negra y la gripe española, actualmente hay otras pestes que provocan la muerte de millones de personas: SIDA, cáncer… y nuevas que pueden surgir a escala mundial como la gripe aviar.

Terremotos

En los últimos años se han producido más terremotos que en la historia del planeta. Y, además, algunos de ellos han tenido más intensidad que nunca.

Ciencia

La ciencia evoluciona a más velocidad que jamás en la historia. En la actualidad tenemos más del 75% de los científicos que han existido en la historia de la humanidad.

Violencia 

Las nuevas generaciones están acostumbrados a ver sangre en la televisión e incluso disfrutan de la violencia. Es por ello que los homicidios se están convirtiendo en una de las causas más habituales de muerte.

Falta de amor 

El corazón de los hombres se ha corrompido. Las nuevas generaciones no tienen respeto por los mayores, ni por la vida en sí. Por ejemplo el aborto se está convirtiendo en una practica habitual entre las adolescentes.

Sodomía 

Tal y como ocurrió en Sodoma y Gomorra las personas han perdido los valores morales. El sexo es un libertinaje habitual entre la sociedad y la homosexualidad se está aceptando.

Por supuesto, los científicos, acostumbrados a teorías más espectaculares, han descartado un posible fin del mundo para este año, mientras que los religiosos más fervientes están orando con ahínco para estar preparados.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *