Samsung se niega cubrir gastos por la explosión de Galaxy Note 7

Un grupo de individuos reclama que Samsung no quiere cubrir los gastos por los daños que generó una al explotar un Galaxy Note 7

 El reporte pone el ejemplo de tres personas, una de ellas John Barwick, quien despertó cuando su equipo se incendiaba en su mesa de noche, lo que dañó sus muebles, cama, alfombra y cortinas. El costo total del incidente fue de 9 mil dólares, cantidad que Samsung se niega a cubrir por completo, según Barwick.

“Me dijeron que no iban a pagar el costo de reemplazo de cualquier artículo dañado. Nosotros pedíamos que nuestra alfombra fuera reemplazada, y que los bienes que fueron quemados también fueran sustituidos. Los enviamos fotos.”

Barwick asegura que la compañía se ofreció a pagar el valor devaluado de los artículos.

Para Samsung tiene que hacer aún un gran esfuerzo por lograr que el asunto de los incidentes por el Note 7 se olviden, pero primero tiene que resolver este tipo de asuntos antes de que se vuelva un asunto más grande.

SAMSUNG PODRÍA ABANDONAR PARA SIEMPRE SU LÍNEA DE TELÉFONOS NOTE

Tras los problemas que presentó su último modelo, la empresa estaría evaluando dejar de lado la fabricación de esta serie.

Luego de que su imagen se viera afectada tras el enorme fracaso del Galaxy Note 7, Samsung podría cambiar su plan estratégico y elegir calidad en lugar de cantidad y rapidez. Según The Korea Herald, la empresa surcoreana dejaría la línea “Galaxy Note” para enfocarse únicamente en los teléfonos Galaxy S.

Por lo general, Samsung lanza dos celulares de alta gama por año: el Galaxy S y el Galaxy Note. El primero es presentado en el primer semestre del año y el objetivo es competir con el iPhone presentado unos meses antes. El segundo, cuya fecha de estreno es el tercer trimestre, llega para competir con el nuevo smartphone de Apple de ese año.

Hasta el momento, la estrategia funcionó pero puede que este año haya demostrado sus errores. Las fallas en las baterías del Galaxy Note 7 podrían ser la consecuencia de la ambición de Samsung por adelantarse a Apple y lanzar antes al mercado su nuevo dispositivo. Las pérdidas de la compañía por el teléfono alcanzan los U$S 3.000 millones.

 

Si la nueva modalidad llegara a concretarse, Samsung contaría un año completo para dedicarse a un dispositivo de última tecnología que sea de calidad y tenga las mejores herramientas. A pesar de que no se ha confirmado, se cree que la empresa surcoreana ya tiene pronto el Galaxy S8 que será presentado el año que viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *