Un mono reveló a las fuerzas mexicanas el paradero de El Chapo

Botas, un simio que Joaquín El Chapo Guzmán regaló a sus dos hijas, se convirtió en una pieza clave para localizar el paradero del narcotraficante que se fugó de la cárcel federal de máxima seguridad El Altiplano el pasado 11 de julio.

AppleMark
AppleMark

Después de que El Chapo fuera capturado en febrero de 2014, su familia junto con Botas se fue a vivir cerca de la prisión El Altiplano para poder realizar más visitas a Guzmán Loera. Poco antes del 11 de julio de 2015, sabiendo de los planes de fuga de El Chapo, se mudaron al estado de Sinaloa, dejando, sin embargo, al animal en el lugar anterior.

Después de reencontrarse con la familia, las hijas de El Chapo le pidieron a su padre que les trajera a su mascota favorita, y el narcotraficante dio la orden a sus cercanos de conseguir permisos sanitarios para trasladar al mono vía aérea. Sin embargo, los mismos no lograron obtener los papeles necesarios, por lo que se decidió trasladar a Botas a bordo de un lujoso Mustang rojo del cuñado de Guzmán.

El Chapo Guzmán, el hombre más buscado de México, pidió a su gente recuperar al animal.
El Chapo Guzmán, el hombre más buscado de México, pidió a su gente recuperar al animal.

Según fuentes del diario, en octubre los investigadores descubrieron al animal en el estado de Sinaloa y sabían que podía llevarlos hasta el paradero del narcotraficante. Las autoridades comenzaron a seguir el automóvil lo que dio inicio a la operación de la Marina mexicana, que finalmente no logró ser exitosa.

No obstante, a pesar de que El Chapo sigue en la libertad, ayer se dio a conocer que fueron detenidos su cuñado y otras cinco personas que de algún modo planearon, organizaron y materializaron la fuga del narcotraficante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *