Modric le da el triunfo a Croacia ante una recia Turquía en la Euro 2016

Un pletórico Parque de los Príncipes de París vivió un duro choque entre croatas y turcos que el jugador del Real Madrid definió con un disparo de aire desde fuera del área

Modric, en un arranque de magia y genialidad, dio tres puntos a Croacia gracias a un tanto espectacular que acabó con Turquía (0-1) y encumbró a un jugador mayúsculo que comenzó la Eurocopa con una exhibición con la que derrotó al conjunto otomano.

Modric, solo Modric, fue capaz de desatascar un encuentro que hasta su golazo, en el minuto 41, estaba trabado sin casi ocasiones para ninguna de las dos selecciones.

El jugador del Real Madrid también estaba casi fuera de combate, sin apenas relevancia en el juego por culpa de la tela de araña que montó Fatih Terim en su zona del campo.

Pero jugadores como Modric solo necesitan un instante de inspiración para agitar los partidos. Aunque no tocó la pelota en los primeros 45 minutos todo lo que debería, siempre lo hizo bien. Y, en muchas ocasiones, acabó en el suelo por las faltas turcas. Así intentaron anularle.

Hasta que se paró el tiempo con su volea en el minuto 41, sólo Mario Mandzukic y Milan Badelj, con dos disparos inocentes, consiguieron disparar entre los tres palos de la portería de Volkan Babacan, que no tuvo problemas para detener la inocencia balcánica.

Croacia, con casi toda la posesión del balón, era incapaz de inquietar al cuadro otomano, que, conArda Turan desaparecido en combate (preocupante su estado de forma), sólo apareció con la alegría de Hakan Çalhanoglu y con un cabezazo clarísimo de Ozan Tufan que se encontró casi sin querer Danijel Subasic.

Entonces, cuando el descanso estaba al caer, apareció Modric para crear la fotografía de la jornada. El croata recogió un balón de aire desde 25 metros y, con una disparo espectacular, batió a Babacan, que tal vez pudo hacer algo más para evitar el tanto.

En la segunda parte Croacia dispuso de más oportunidades y pudo aumentar su renta pero no tuvo suerte; no obstante supo aguantar su ventaja y Turquía acabó perdiendo por culpa de Luka Modric, que quiere hacer algo grande con su selección en esta Eurocopa para repetir la gesta de la Croaciade Suker, que fue tercera en el Mundial de 1998. De momento, va por buen camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *